Directores de la Caja en Provincia Seguros S.A.

A partir de consultar la composición del Directorio de Provincia Seguros SA que consta en la página web de dicha compañía, entendimos que merece aclaración el hecho de que en ese órgano figuran los activos y jubilados del Banco que renunciaron al Directorio de la Caja cuando su mandato estaba vigente.

En tal sentido, con fecha 26/04/18 presentamos por mesa de entradas de la Caja la siguiente nota solicitando información de la cual hasta el momento no hemos recibido respuesta.

Sr. Presidente de la Caja de Jubilaciones, Subsidios y Pensiones del Banco de la Provincia de Buenos Aires
Pedro Héctor Rabasa
c/c al Gerente General Enrique Barnau
De nuestra consideración:
Nos dirigimos a Ud. en representación de los jubilados y pensionados socios de nuestra entidad, a fin de solicitar su respuesta y/o consideraciones respecto a los siguientes interrogantes, originados en la nómina del Directorio de Provincia Seguros S.A. que hasta hoy consta en la página web de dicha compañía:
1) Si la nómina en cuestión de dicho Directorio es la de los miembros vigentes o bien la publicación se encuentra desactualizada.
2) En caso de ser afirmativa la respuesta anterior, estimaremos nos informe debido a qué norma o resolución administrativa continúan integrando la dirección de la aseguradora los ex directores de la Caja de Jubilaciones Sres. Martín Abel Gargiulo, Juan Carlos De Rosa y Fernando Martín Tancredi, pues entendemos que lo hacen en representación de la Caja.
3) Habiendo abandonado los citados sus cargos en el Directorio de Caja, amparándose en la entrada en vigencia de la ley 15008, consultamos si el nuevo directorio renovó sus mandatos en Provincia Seguros SA, dado que de otra forma no encontramos razones para que continúen en esas funciones rentadas cuando no poseen responsabilidad alguna en nuestra Caja de Jubilaciones.
 Agradeciendo su atención y respuesta a estas consultas le saludamos cordialmente.
Cordialmente.

¿Cuándo nos van a pagar lo que nos deben?

AUMENTO PARITARIO

El Banco pagó el aumento a los activos el 24 de febrero, siendo obvio que las liquidaciones existieron con anterioridad a esa fecha, por lo que la Caja contó con la confirmación del incremento definitivo y los escalafones vigentes desde el 1º de enero de 2017. No obstante, la Caja ni siquiera nos ha informado la fecha de cobro de lo que nos adeuda por ese concepto. Se suponía que si no pudieron liquidar los reajustes con los haberes de febrero, a más tardar el 16 o 17 de marzo procederían a acreditarlo, pero solo impera un silencio total al respecto de parte de la Caja y de los directivos en representación de los jubilados y pensionados.

Solamente circuló por correo electrónico el anuncio de una fecha –aparentemente infundado porque luego fue desmentido- de un directivo de la Asociación Mutualista, que parecía referir a una entidad de jubilados con representante en el directorio de la Caja.


INFORME DE DIRECTORES

El Círculo de Jubilados ha remitido recientemente un informe de los directores jubilados en el Directorio de la Caja del que se desprende lo siguiente:

a) El informe aparece rubricado por tres directores (DE ROSA – BIASOTTI – PIAZZA) no figurando el cuarto (ESTÉVEZ) por lo que sería necesario que éste aclare si ya no pertenece al Directorio o se encuentra en disidencia con los otros tres miembros.

b) Tardíamente se habría tratado en el seno del Directorio de la Caja la extensión a jubilados del pago que se efectuó en forma remunerativa a los activos a principio de enero 2017.

De acuerdo a lo que se desprende del informe, OTRA VEZ LOS REPRESENTANTES DE LOS ACTIVOS EN ESE CUERPO (QUE PERTENECEN A LAS COMISIONES GREMIALES Y A UPJ) VOTARON EN CONTRA DE EXTENDER EL PAGO A LOS JUBILADOS, reiterando su falta de solidaridad con su ex compañeros, sobre la base de argumentos nunca aclarados, controvertidos con la jurisprudencia sobre el asunto.

c) Del reajuste paritario y su pago NO DICEN NADA, Y TAMPOCO DE LA NO APLICACIÓN POR PARTE DE LA CAJA DE LA DEDUCCIÓN ESPECÍFICA PARA JUBILADOS Y PENSIONADOS DEL IMPUESTO A LAS GANANCIAS.


RETENCIÓN IMPUESTO A LAS GANANCIAS

El hecho de que la Caja no esté aplicando la deducción antes citada implica que nos ha retenido de más. Calculamos que en general nos debe devolver más dinero que el que tenemos que cobrar por el reajuste paritario, ya que éste –al igual que los haberes mensuales- se ve reducido por la retención en exceso.

Cabe señalar que, desmintiendo hasta ahora lo que ha consignado la Caja en su página, la AFIP ha implementado en el formulario 572 la posibilidad de informar la deducción de alquileres, que tiene carácter particular, pero nada ha hecho respecto a la deducción específica. Se acerca el 31 de marzo –fecha límite consignada- y pareciera que el ente recaudador no hace nada al respecto, no encontrándose tampoco información oficial que confirme lo que cita la Caja. Esta es la situación hasta ahora y en anteriores comunicados dimos nuestra opinión al respecto.

ES MUCHO EL DINERO QUE NOS DEBEN POR NO APLICAR ESA DEDUCCIÓN.


Ante estos hechos y la próxima reunión del Directorio de la Caja, que debería ser el próximo miércoles 22 de marzo a las 10 horas, en la oportunidad directivos de nuestra entidad concurriremos a recabar información y reclamar, por lo que convocamos a que nos acompañen todos aquellos jubilados que puedan concurrir y consideren necesario reclamar por lo que nos deben.

Hay silencio de los directores que representan a los jubilados

Y también están en silencio las entidades de donde surgieron

Los esporádicos informes de los directores de la Caja que representan a los jubilados y pensionados no solo aportan muy poco al conocimiento de la realidad de nuestra entidad previsional sino que a veces ocultan datos trascendentes, como por ejemplo el reemplazo del presidente de la Unión Jubilados como representante de la Caja en Provincia Seguros SA.

Pero ahora, ante la existencia de temas de actualidad muy importantes que pueden afectar a la Caja y a sus beneficiarios, estos directores se mantienen en silencio. No tenemos noticias de ellos, pareciendo que carecen de información o bien que no consideran “prudente” difundirla.

Por eso, les advertimos que los beneficiarios de la Caja necesitan saber:

  1. Qué pasó con el traslado a los jubilados y pensionados de las sumas con aportes y contribuciones que los activos cobraron el 05 de enero del 2017. ¿Se trató en el Directorio de la Caja? ¿Qué se decidió? ¿Mocionaron para ello? ¿Cuál fue su postura y cuál la de los directores por los activos?
  2. ¿La próxima liquidación de haberes incluirá el aumento del 4% desde enero de las prestaciones? La Caja debería liquidarlo con los sueldos de febrero a cobrar el viernes 03 de marzo.
  3. ¿Qué está pasando con la eventual armonización de la Caja? ¿Qué rol cumple la Comisión de Defensa de la Caja y qué ha hecho hasta ahora? Ni siquiera sabemos quiénes son las personas que representan a los jubilados y pensionados.
  4. ¿Han avalado que la Caja no considerara en el cálculo de la retención del impuesto a las ganancias o altos ingresos la deducción especial para jubilados y pensionados? ¿Tienen conciencia de los miles de pesos que dejaron de percibir la mayoría de los jubilados y pensionados de la Caja? ¿Qué hicieron al respecto? ¿Cuándo la Caja va a devolver lo retenido de más a varios miles y el total retenido a otros tantos? Deberían exigir que se devuelva inmediatamente.

Estas son algunas de las preguntas que por ahora no tienen respuesta ni de los directores en representación de los beneficiarios ni de las entidades de jubilados de donde han surgido, que permanecen en silencio ante tantos temas que nos afligen. Esperamos con ansiedad que nos informen.

Defensa de nuestra Caja de Jubilaciones (y de los derechos de todos los jubilados y pensionados)

Nuestra entidad hace ya diez años que viene luchando en defensa de nuestra Caja de Jubilaciones y la denominación “SIGLO” deriva del objetivo de preservarla para que no solo cumpla en el 2025 un SIGLO de vida sino que cumpla muchos años más. De tal manera que participar de una Comisión de Defensa de la misma, de por lo menos 30 integrantes, no iba a acrecentar nuestra lucha permanente por su defensa, como tampoco quita que quienes la integran ahora puedan hacerlo por su defensa y mantenimiento, objetivo para el que les deseamos éxito, porque es el nuestro.

Las circunstancias se han dado para que nuestra asociación no participara de la reunión constitutiva de esa comisión, que entendíamos debía haberse efectuado en el ámbito correspondiente, que es nuestra Caja de Jubilaciones, donde hace poco tiempo nos hemos reunido con el Presidente de su directorio y, como informamos oportunamente, entre otros temas se habló de la eventual armonización de la Caja.

Como exponemos reiteradamente y desde hace mucho tiempo, nuestra organización tiene varias propuestas para sostener la Caja paliando su déficit, pero lamentablemente nadie se ha interesado por ponerlas en práctica; y eso que han pasado muchos por el directorio de la Caja, tanto en representación de los jubilados y pensionados como en representación de los activos.

Seguimos tratando de aportar ideas y todos (incluyendo los organizadores de la Comisión de Defensa) conocen nuestros correos electrónicos para contactarnos; así como también para recibirnos, pues hace meses hemos solicitado una reunión oficial con los directores de la Caja en representación del sector pasivo para tratar el tema de la armonización -que viene de hace tiempo- y otros importantes para jubilados y pensionados, sin que ni siquiera se contestara el pedido.

Nos parece inquietante que se haya enunciado en el comunicado inicial la preservación de los servicios sociales, ya que no tenemos conocimiento de amenazas a los mismos, salvo las que algunas entidades parece que tienen de la Asociación Bancaria. Esperamos que cuando la comisión se reúna y produzca comunicados podamos conocer más sobre las posibles amenazas a los mismos. Naturalmente, estamos convencidos que hay que defender nuestro sistema de salud, y entendemos que la mejor manera de hacerlo es que reciban los ingresos de aportes y contribuciones sobre el total de los haberes de los activos.

Tampoco hay que olvidarse que la defensa de la Caja debe incluir la de sus beneficiarios, para lo cual venimos sosteniendo en soledad que lo primero es cumplir integralmente con la ley vigente, dado que no nos podemos conformar con mantener la Caja en la actual situación donde hay jubilados de primera, de segunda, de tercera y de cuarta. Cobramos en general un haber previsional que está muy lejos del 82% del sueldo activo total (por errónea confección del haber inicial y/o por el incumplimiento de la ley al no considerar la Caja los pagos a los activos “no remunerativos” o “por única vez”) y porque aportamos ilegalmente un 10,82% sobre la prestación bruta, que significa más de lo que aporta el activo, que lo hace solo sobre una parte de su retribución.

Como siempre lo estuvimos, seguiremos estando alerta por la Caja de Jubilaciones pero también persistiremos en los reclamos -PARA TODOS-, que parece que al resto hasta ahora no les ha preocupado.

La solicitud de “Reparación Histórica” para los jubilados y pensionados de nuestra Caja de Jubilaciones

Deseamos poner en conocimiento nuestra posición ante la presentación efectuada el 19 de septiembre del corriente año por la Unión Jubilados y el Círculo de Jubilados al Presidente de nuestra Caja de Jubilaciones, solicitando que la misma adopte, para “un importante número de jubilados y pensionados” medidas similares a las dispuestas en el orden nacional por la Ley 27260 (Programa Nacional de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados).

Expresa textualmente la solicitud que existe en el universo de los beneficiarios de nuestra Caja de Jubilaciones un importante número de jubilados y pensionados, que por diversas circunstancias que no les son imputables, no están percibiendo haberes que en estricta justicia les corresponde”.

Asimismo se pide (textualmente) que tenga a bien plantear en el seno del Honorable Directorio que preside la posibilidad de atender las necesidades que padecen los sectores aludidos, procediendo al reajuste de los correspondientes haberes y pago de las deudas devengadas, en consonancia con la Reparación en curso por parte del Gobierno Nacional”.

Como primera reflexión que esta presentación nos merece, debemos dejar aclarado que la eventual adhesión lisa y llana a la ley 27260 presuntamente podría traer añadida también la armonización de la cual se habla en el texto de la misma, iniciativa con la cual de ninguna manera estamos de acuerdo.

Por tratarse de una reivindicación que históricamente venimos reclamando, a la presentación en cuestión nos sumamos con entusiasmo, pero en la medida que implique una mejora en los haberes para todos los beneficiarios “que en estricta justicia les corresponde”; porque si bien el texto no lo aclara, asumimos que la petición abarca a la totalidad de los jubilados y pensionados afectados en sus haberes previsionales “por diversas circunstancias que no les son imputables”.

Decimos esto porque si la iniciativa tuviera su alcance limitado a aquellos que están en situaciones similares a las de los beneficiarios que hasta la fecha lograron sentencias firmes, en general retirados cuando regía la ley 5678, en realidad se trataría de una medida discriminatoria e injusta, porque todos los jubilados y pensionados del Banco deben disfrutar de los mismos derechos en un plano de igualdad.

En la presentación al Presidente de la Caja las entidades cuyos miembros son representantes de los jubilados y pensionados en su directorio al menos desde los últimos veinte años, reconocen que la Caja liquida en menos las prestaciones previsionales. Esto lo viene reclamando nuestra entidad desde su creación y lo han hecho miles de beneficiarios con diversas presentaciones administrativas y también judiciales.

Nos llama la atención la aparición de este pedido, porque las asociaciones que lo suscriben nunca manifestaron objeciones a las liquidaciones iniciales y posteriores de las prestaciones previsionales. Por el contrario, avalaron que las mismas fueran mal determinadas y que se retengan porcentajes ilegales. En general aprobaron que no se cumplieran las leyes que oportunamente rigieron los destinos de la Caja y sus beneficiarios, no trasladándose a los haberes todas las sumas sin aportes, como la actual ley vigente lo establece, y que se perjudicara el patrimonio de la Caja por la falta de aportes y contribuciones como corresponde.

Esas entidades y menos los directores surgidos de ellas, cuya misión era defender los derechos e ingresos de los jubilados y pensionados, nunca adhirieron a los numerosos reclamos llevados a cabo por Grupo Siglo, que ahora con esta presentación reconocen como justos. Por el contrario, muchas veces los denigraron y en ocasiones trataron de boicotearlos para que no pudieran concretarse.

También siempre avalaron con su aprobación los estados contables de la Caja que, como expresamos numerosas veces, no reflejaban cabalmente su situación económica y financiera.

Desconocemos cuál es el objetivo político que motiva la presentación de estas entidades, pero queda claro que el Directorio de la Caja debe dar respuesta a todos los reclamos. Es que ahora parecen coincidentes tanto los que Grupo Siglo viene efectuando históricamente y los que particularmente formularon muchos jubilados y pensionados particularmente, como lo contenido en la novedosa petición de la Unión Jubilados y el Círculo de Jubilados.

Esperamos que la presentación no se utilice para abortar los reclamos fundados que vienen efectuando nuestra entidad y miles de jubilados y pensionados individualmente. Tales reclamos a nivel del Estado Nacional ya han sido reconocidos, por ejemplo aplicando los coeficientes que correspondía según la Corte en las determinaciones de haberes iniciales de jubilados y corrigiéndose sus haberes. La “reparación histórica” en el ámbito nacional y la que ahora se está solicitando en nuestro sistema previsional reconocen que los haberes fueron determinados incorrectamente con perjuicio para los jubilados.

Nuestra entidad entiende que la Caja debe reformular los haberes previsionales teniendo en cuenta lo que reiteradamente venimos manifestando en cuanto a que a igual categoría de cese corresponde igual prestación.

Esa reformulación debe abarcar a TODOS los jubilados y pensionados y debe hacerse cumpliendo la ley 13364 modificada por la 13873, que rige desde diciembre 2008, ajustándose asimismo los haberes iniciales mal determinados con la ley precedente 11761 y reparando otras injusticias cometidas con quienes se retiraron con leyes anteriores, como venimos reclamando desde hace más de una década.

Finalmente, entendemos que se tendría que comunicar a todos los beneficiarios cuándo sería tratada la presentación que nos ocupa en el Directorio de la Caja y cuál es la resolución tomada en su seno, con los fundamentos de cada una de las partes.

Carta Abierta a los compañeros activos integrantes de la Lista 20

Deseamos hacerles llegar nuestras felicitaciones por el categórico triunfo obtenido el 12/07/16 en las elecciones internas de integrantes de la C.G.I de la Seccional Buenos Aires. Sin duda el resultado se debe al reconocimiento de los compañeros activos a la gestión que Uds. vienen llevando a cabo desde hace años.

También nuestra entidad desarrolla una lucha que, a diferencia de lo que algunos puedan creer, no solo está dirigida al reconocimiento de los derechos de los jubilados y pensionados de la Caja de Jubilaciones del Bapro, sino que también favorece a los empleados activos, al propender a la mejoría de varios aspectos de su situación actual y, sobre todo, a recuperar la plenitud de derechos que les corresponderán al retirarse; fundamentalmente que cuenten con ingresos dignos, razonables, adecuados a los que percibieron siendo activos.

Como ejemplo podemos mencionar nuestro reclamo por algunos aspectos de los acuerdos paritarios, que reiteradamente están incluyendo cifras «no remunerativas» que no hacen más que favorecer al empleador para que no pague aportes y contribuciones y perjudica directamente a los jubilados y a los activos, en este último caso por disminuir sus ingresos en el cálculo del aguinaldo, horas extra, vacaciones e incentivado; sin mencionar el daño que causan a la Asociación Mutualista y demás Servicios Sociales.

Además, el Banco hace algunos pagos con aportes y contribuciones que la Caja de Jubilaciones no traslada a sus beneficiarios apoyándose en argumentos endebles claramente contradictorios con la ley vigente y la jurisprudencia. Este problema, si no se remueve lo antes posible, también afectará paulatinamente a los empleados activos a medida que vayan retirándose.

Otro tema común a activos y retirados es el de los códigos de haberes que no se incorporan a los básicos de convenio. La enorme demora en que está incurriendo el Banco ante la actitud a nuestro entender indulgente de las CGI, implica una importante licuación de los montos en juego, cuyo valor adquisitivo cuando se incorporen será mucho más bajo que el que originalmente tenían, como ya ocurrió en el pasado y nosotros hemos padecido.

Estos y muchos otros objetivos por los que lucha nuestra entidad coinciden con los de ustedes, especialmente porque se trata de defender los intereses y derechos de todos los compañeros jubilados y también de los activos, en su condición actual y de futuros jubilados.

Respecto a los perjuicios derivados de los acuerdos paritarios, creemos oportuno destacar que son refrendados por representantes gremiales afines a las Comisiones Gremiales Internas del Interior. Estos gremialistas coinciden políticamente con quienes hoy dirigen UPJ, y los representantes de ambos en el directorio de la Caja sistemáticamente votaron en sintonía con la anterior política del Banco y la Provincia de Bs. As., en contra de los intereses de los jubilados y pensionados que su función debiera mantener y proteger; contrariando lo que establece la ley.

Nuestra insistencia con el asunto de los pagos «no remunerativos» o «remunerativos por única vez» no es un capricho de Grupo Siglo, sino que se sustenta, como lo hemos comunicado hasta el hartazgo, en el texto y el espíritu de la ley 13364/13873 (que involucra a todos los afiliados del Banco, activos y pasivos) y en la abundante jurisprudencia existente, incluidas las Cortes Supremas provincial y nacional.

Sabemos, sobre la base de nuestra experiencia de cuando trabajábamos en el Banco, que los empleados tienen débil conciencia sobre su futuro como jubilados y de ahí su desinterés por la Caja de Jubilaciones. Pero ese error es inadmisible en los integrantes de una Comisión Gremial Interna, cuya vocación gremial y política los obliga a interiorizarse y bregar por el bienestar de sus representados, en todos sus frentes actuales y en el ámbito previsional, porque se trata de las mismas personas en todos los casos, y compañeros en una larga etapa de sus vidas.

Nuestra esperanza es que en la etapa que ahora inician tenga un fuerte protagonismo la problemática de la Caja de Jubilaciones. Y esto incluye el estrecho seguimiento a la gestión que desempeñan los representantes de los activos en el directorio de la misma, reaccionando cuando estos atenten contra los intereses de los afiliados, con la honestidad, decisión y coraje que vuestras acciones han demostrado históricamente, por más que con aquellos gremialistas existan coincidencias coyunturales sobre otros temas.

Inexorablemente, los activos del Banco serán beneficiarios de su Caja de Jubilaciones y por eso instamos a Uds. a concientizar sobre lo que ocurre con el sistema previsional que es de todos, y a incorporar un mayor protagonismo de los activos en los reclamos por el integral cumplimiento de la ley vigente por parte del Banco y de la Caja, que conlleva a obtener la retribución legislada para los beneficiarios presentes y futuros. Será en defensa propia.

En tal convicción, esperamos colaborar mutuamente mediante el diálogo y el acuerdo tendiente al bienestar de los actuales trabajadores del Banco y de los que lo han sido.

Con nuestros mejores deseos para la gestión que inician, les saludamos fraternalmente.

(La publicación de esta Carta Abierta fue decidida en la reunión de Comisión Directiva de Grupo Siglo del 27/07/2016)

 

UPJ nos cuenta un “cuentito”

Con un reclamo para alertar sobre la situación de Provincia Seguros, que se suma a la oposición a algunas de las desafortunadas medidas que al comienzo de su gestión adoptaron las nuevas autoridades del Banco, los afiliados activos y pasivos del Bapro nos encontramos con un sospechoso cambio de actitud de UPJ frente al poder de turno, reconvirtiéndose de repente en una entidad combativa, claramente opositora.

Es inesperada esta transformación, dados los antecedentes de sumisión y acatamiento a los oficialismos anteriores, porque la asociación gremial que debería actuar permanentemente en defensa de los derechos e ingresos de los afiliados a los que dice representar y no lo hizo, sorpresivamente despierta de un largo letargo que duró varios años. Durante ese letargo se vulneraron reiteradamente los derechos de los afiliados, con UPJ en silencio o, peor aún, siendo cómplice en el perjuicio producido.

Particularmente hemos sido afectados los jubilados y pensionados con decisiones apoyadas por dirigentes de UPJ (Oscar Fontanet) en el Directorio de la Caja de Jubilaciones, descaradamente orientadas a reducir las remuneraciones previsionales violando la ley vigente 13364/13873 y la jurisprudencia. Y no estuvieron solos, ya que fueron acompañados por los gremialistas que en el mismo Cuerpo provienen de la Comisiones Gremiales Internas del Interior (Gargiulo, Eguren) y de la Unión Jubilados (De Rosa, Biasotti, Estevez). Esos dirigentes, repentinamente combativos, siempre obedecieron y se adecuaron mansamente a las políticas a aplicar en la Caja  por las autoridades del Banco y de la Provincia.

Quienes difunden el “cuentito” que nos ocupa, ahora se preocupan por la situación de Provincia Seguros, cuando ellos y/o sus socios políticos gremialistas y de la Unión Jubilados integraron o integran el directorio de la Compañía, como es actualmente el caso de Bettaglio (de UJ) y Gargiulo (de CGI Interior), mientras que Tancredi (de CGI Interior) es síndico titular tanto en la compañía como en la Caja de Jubilaciones.

¿Ahora descubren que hay problemas? ¿Qué hicieron antes, cuando ya cumplían funciones de dirección en la empresa? Guardaron silencio y ni siquiera respondieron a los requerimientos efectuados por Grupo Siglo respecto a diversos temas que perjudican a la Caja y sus beneficiarios. Veamos:

  • Se está utilizando la marca Provincia Seguros propiedad de la Caja y a esta no le pagan un peso desde 1992 o 1993. Los representantes de afiliados en el directorio de Provincia Seguros SA no solo nunca reclamaron nada sino que aprobaron y aprueban los Estados Contables de la Caja donde no figura la pertenencia de esa marca; responsabilidad que también afecta directamente a los integrantes de la Asamblea de Fideicomisarios.
  • No tenemos conocimiento de que Provincia Seguros haya alguna vez brindado dividendos a la Caja. Los beneficiarios no contamos con explicación alguna al respecto.
  • Existen rumores de una posible capitalización en Provincia Seguros SA. ¿Cómo afrontaría la Caja tal compromiso si pretendemos conservar la participación accionaria del 40%? Es necesario que estos dirigentes fijen su posición al respecto. Nuestra entidad sugiere que se lo haga sobre la base de ceder beneficios futuros hasta saldar la deuda que eventualmente se genere al momento de la capitalización.
  • ¿Por qué los jubilados y pensionados debemos pagar un seguro de vida desproporcionadamente caro cuando por el mismo hemos venido aportando a la compañía 40 o 60 o más años? Sobre este perjuicio desconocemos la existencia de comentario alguno de parte de los representantes de los beneficiarios en la Caja en Provincia Seguros SA.

El “cuentito” de UPJ concluye con un llamado a estar atentos, averiguar precios y preguntar qué está pasando con “nuestra empresa”. No entendemos cuál es su aporte a una solución de los problemas planteados. Sería preferible que los gremialistas que han hecho este llamado, junto a sus socios políticos de UJ y las CGI Interior, desde los lugares de dirección que tienen en la compañía y en la Caja de Jubilaciones, asumieran su responsabilidad y lucharan efectivamente por la defensa de los jubilados y pensionados del Bapro.

Respecto a lo informado por los directores por los jubilados en la Caja

Visto el informe de los directores por los jubilados en el que desde su punto de vista explican la forma en que se deberá efectuar el pago correspondiente al reciente acuerdo paritario, son necesarias las siguientes aclaraciones:

1) La solicitud que transcriben textualmente, criticándola por irrealizable, surgió de una agrupación virtual de jubilados que no es Grupo Siglo.

2) Nuestra entidad, en su comunicado del 22/04/16, expresó que esperaba que los directores estuvieran haciendo gestiones para que el incremento pudiera ser percibido por los jubilados y pensionados con sus haberes de abril, el 04/05/16. Lo hacíamos sobre la base de una posibilidad mencionada en el párrafo anterior del mismo comunicado en cuanto a que el Banco pagara el aumento y ajuste retroactivo a sus empleados con sus haberes de abril el 29/04/16, lo que no ocurrió.

3) Con respecto a la imposibilidad declarada por los directores de otorgar un ajuste a los beneficiarios el 04/05/16, caben las siguientes consideraciones:

Desde el 02/05 la Caja cuenta con los aportes correspondientes a los sueldos de los activos pagados el 29/04. Además, tiene apropiado el monto derivado de los $ 5.500.- de enero, que no fue trasladado a los beneficiarios. Adicionalmente, los activos cobraron el ajuste retroactivo el 04/05 por lo que el 06/05 la Caja debería estar recibiendo los aportes derivados de ese pago.

Sobre la base de lo anterior y lo manifestado por los directores en cuanto al pedido de fondos al Ministerio de Economía, entendemos que si hubiera existido la voluntad de solucionar cuanto antes la acuciante situación de deterioro de nuestros haberes previsionales, bien se podría haber solicitado una cifra estimada para la recomposición de las prestaciones, por ejemplo del 25 o 30%, que hubiera sido a cuenta del ajuste definitivo una vez que el Banco informara el coeficiente de práctica. En cuanto al escalafón, es lógico que a la fecha el Banco ya cuente con el mismo actualizado con el 33% de incremento, con lo que su traslado a la Caja debería ser inmediato. De esa manera, los jubilados y pensionados podrían haber cobrado un aumento razonable con sus haberes de abril.

4) Es falaz, y los directores lo saben, que los beneficiarios hemos recibido en los últimos años mayores aumentos que los activos. Se están refiriendo, engañosamente, solo a una parte de las remuneraciones de los empleados del Banco: la porción sobre la que se hacen aportes (mal denominada “remunerativa”). Están ignorando lo que establece la ley 13364/13873 en cuanto a que la totalidad de los pagos deben ser tomados (sean en blanco, gris o negro) porque constituyen la remuneración del trabajador, y esto incluye a las cuantiosas cifras que, perversamente, los acuerdos paritarios designan “no remunerativas”. Sumado a esto también se netea de la llamada “masa salarial” a ciertos montos con aportes y contribuciones (como los $ 5.500.- de enero/16 y los $ 3.000.- de enero/15) que no nos pagan a los jubilados y tampoco se consideran en el cálculo del coeficiente al que se refieren los directores.

Y afirmamos que los directores lo saben, porque según comunicaron oportunamente, ellos votaron en el seno del directorio para que los $ 5.500.- en cuestión fueran incorporados a los haberes previsionales. Es contradictorio, entonces, que ahora no tengan en cuenta esa cifra y otras de las mismas características, ignorada en los coeficientes que el Banco suministra a la Caja.

5) Acerca del plazo de 60 días que indica la ley cabe destacar que el reajuste es desde el 1º de enero/16, de modo que no resiste el menor análisis la eventual demora en el pago, en especial teniendo en cuenta la emergencia en la que nos encontramos, con haberes congelados desde principios de 2015 y padeciendo un incremento del costo de vida de enorme magnitud.

Al respecto, informamos que Grupo Siglo ha realizado gestiones para que el aumento sea pagado a los beneficiarios antes del fin del corriente mes.

6) En cuanto a las consideraciones sobre la magnitud del déficit de la Provincia y su deuda con el Banco, que deriva de la gestión económica de la administración que gobernó hasta diciembre/2015, esperamos que los directores no estén sugiriendo a los beneficiarios que por ese motivo no reclamen lo que les corresponde, ya que no es nuestra responsabilidad si el estado provincial no quiere o no puede cumplir con lo que establecen las leyes.

Y sobre este tema, observamos que por fin los directores reconocen (después de años de ocultamiento) lo que Grupo Siglo viene informando desde 2010: que la Provincia no suministra los fondos a su cargo según establece la ley, y lo hace el Banco, tal se ha difundido públicamente desde las máximas instancias políticas.

Finalmente, lamentamos que los directores que pertenecen a la Unión Jubilados y al Circulo de Jubilados y que ni siquiera han respondido a la solicitud de nuestra entidad y la Asamblea Permanente para mantener una reunión con ellos para intercambiar información y opiniones sobre el sistema previsional que nos involucra a todos, se dirijan a los colegas adjetivando a quienes los criticamos como malintencionados.

Sería mejor que, dadas las responsabilidades que hoy tienen, sobre la base de la realidad que exponemos, informen a los beneficiarios cuáles son las “críticas sin fundamento basadas en meras suposiciones, deseos de cumplimiento imposible, falsedades y descalificaciones”.

Lo que nosotros afirmamos es que en un estado de derecho no es imposible cumplir la ley vigente, y menos defender sin claudicaciones la totalidad de sus artículos en el seno del directorio de la Caja de Jubilaciones.