Reclamo por la medalla de oro

A los colegas de C.A.B.A. y G.B.A. les informamos con relación al reclamo del título y atento al imprevisto paro dispuesto para el miércoles 24 de octubre en la Casa Central del Banco, que a los efectos de no interferir con el mismo postergaremos un día la asistencia para todos aquellos que no tengan posibilidad de imprimir la nota de reclamo.

En consecuencia, el próximo jueves 25 de octubre, en el horario de 10.30 hs a 12 hs, dirigentes de nuestra entidad estarán en el hall de San Martín de Casa Central para que quienes lo deseen completen la nota ya impresa y la presenten por Mesa de Entradas.

Reclamo por la medalla de oro

Una vez más nuestra entidad reclamará junto con ustedes la reparación de la enorme injusticia consistente en que el Banco no haya reconocido a miles de colegas su desempeño en la entidad, entregándoles la medalla de oro que les corresponde.

Por ello, nuestra asociación presentará notas al Presidente del Banco y a los funcionarios del mismo relacionados con el tema, a fin de que sea subsanada esta desconsideración hacia sus trabajadores retirados.

Esto deberá ser acompañado por cada uno de ustedes presentando su reclamo individual al Gerente General del Banco,  por razones de practicidad y más fácil recepción.

Para ello adjuntamos el modelo de nota que entendemos servirá para dejar constancia del reclamo de cada uno de los afectados. Quienes  se encuentran dentro del radio de CABA o el GBA lo podrían hacer en Casa Central, mientras que a aquellos que son del interior les sugerimos presentar la nota (completada) al Gerente de cada sucursal donde tienen radicada la cuenta de acreditación de haberes (con copia con acuse de recibo), para que por correo interno se la hagan llegar al destinatario.

Para todos los colegas que no tengan posibilidad de imprimir la nota, les informamos que el próximo miércoles 24 de octubre, en el horario de 10.30 hs a 12 hs, dirigentes de nuestra entidad estarán presentes en el hall de San Martin de Casa Central a los efectos de que completen la nota ya impresa y la presenten ahí mismo.

Solicitud personal de entrega de medalla

Entrega de medallas de oro a jubilados 2015

La revista Bancarios del Provincia Nº 819 de diciembre 2015 en su tapa y páginas 26 a 30 inclusive, bajo el título “Una Velada de Oro” brinda detalles sobre la entrega de las medallas de ese metal a los jubilados recientes. La ceremonia se llevó a cabo el 13/11/15 en el lujoso Hotel Intercontinental.

 Esa nota nos hace volver sobre el tema al que nos referimos el año pasado y todos los anteriores desde la creación de nuestra entidad, poniendo en relieve que ya hay alrededor de 1000 compañeros jubilados entre el 2003 y 2007 que no recibieron reconocimiento alguno por su paso por el Banco, incluyendo que no les entregaran la medalla de oro. Agravando esta actitud que podemos calificar como despreciativa de parte de sus autoridades, la mayoría de estos compañeros fueron cesados compulsivamente recibiendo por sorpresa un telegrama, sin que nadie los defendiera o reclamara por ellos; mientras que otros en similar situación pero con vinculaciones políticas fueron mantenidos en actividad, y hasta algunos de ellos -pasados en años- permanecían al menos hasta diciembre 2015 en esa situación o cobrando como si lo estuvieran.

 Cabe señalar que si el Banco a partir del 2008 volvió a entregar la medalla fue a consecuencia de la lucha de nuestra entidad por recuperar ese derecho para todos aquellos que se jubilaban, junto con el reclamo para que al cese se abonara en la liquidación final como activo el total de las vacaciones no gozadas y los doce sueldos; que antes se pagaba en cuotas y limitadamente en el primer caso.

 Sin embargo, lo que se logró para todos después de 2008 no fue extendido hacia aquellos que habían sido y siguen siendo discriminados. Lamentablemente en esa lucha nos faltó el apoyo de muchos colegas y la disposición de las autoridades salientes del Banco, que en ese caso no tuvieron “veta social” para remediar tan injusta situación, resultando en vano nuestros reiterados pedidos. Está claro que la negativa ya no puede sustentarse en razones presupuestarias, atento al costo de los lujosos eventos como el último realizado y muchos de los anteriores.

 De acuerdo a lo consignado por “Bancarios del Provincia” hubo oradores durante la ceremonia. Obviamente no podíamos esperar que el Presidente saliente, que siempre ignoró nuestros pedidos hubiera hecho mención a aquellos a los cuales se les debe la medalla; pero nos entristece que quienes en nombre de los jubilados se dirigieron a los asistentes no repararan en ello y lo pusieran en evidencia, como anteriormente ocurrió en otras ceremonias similares.

 No obstante, cabe destacar que el homenajeado Raúl Garavaglia, si bien se olvidó de los compañeros discriminados, curándose en salud, según publica Bancarios del Provincia, expresó:

 “Por último a nuestros colegas que hoy están en actividad, muchos de nosotros, hemos sido quizá indiferentes para con nuestros jubilados, cuando nos encontrábamos trabajando. Por eso, con mucha humildad hago un llamado a la reflexión, lo que ustedes hagan o no hagan, lo que ustedes defiendan o no, será lo que los beneficiará o perjudicará en el futuro, cuando ya no estén en actividad. Nosotros somos vuestro mañana.”

 También nosotros deseamos llamar a la reflexión: son válidos todos los reconocimientos que se hagan por el motivo que sea; pero merecen nuestro rotundo repudio la indiferencia, la indolencia y más concretamente la discriminación hacia tantos empleados del Banco que se jubilaron después de muchos años dedicados a la Institución, colaborando para que siga siendo grande a pesar de las vicisitudes que tuvieron que atravesar en épocas de gravísimas dificultades para el sistema financiero. Grupo Siglo seguirá luchando para que les sean entregadas las medallas que merecen.

 Es nuestra esperanza que esta reflexión sea tomada por todos y que en el presente año se repare con el homenaje merecido esta realidad dolorosa que vienen sobrellevando muchos compañeros jubilados. Las actuales autoridades del Banco deberían tomar conciencia de esta situación porque hoy está en sus manos la posibilidad de reparar lo sucedido, y todos los demás actores colaborar en pos de ese objetivo.

Violando la ley y la jurisprudencia continúa la práctica de pagos “no remunerativos” que perjudica a los jubilados y pensionados

Como todos los años, el Directorio del Banco ha dispuesto el pago de la gratificación de fin de año a su personal, que en esta oportunidad se abonará el 15 de diciembre y en promedio significará alrededor de $ 6.000.- para cada empleado.

Dicho ingreso se suma a lo ya abonado sin aportes en noviembre con motivo del día del Bancario ($ 7.029.- fijos más $ 1.529.- por índice salarial) y a la recomposición con aportes de $ 3.000.- pagada a principio de año. Además, debe considerarse que mensualmente los empleados del Banco cobran significativos ingresos en negro, acordados con la Bancaria bajo el concepto de participación en las ganancias, que hasta ahora no han sido trasladados a las prestaciones previsionales.

De tal forma, nuestra entidad entiende que los representantes de los jubilados y pensionados en el directorio de la Caja, que pertenecen a la Unión Jubilados y al Círculo de Jubilados, debieran en la próxima reunión de directorio plantear el traslado correspondiente a las prestaciones de acuerdo a lo establecido en la ley 13.364 modificada, que rige los beneficios de nuestra Caja de Jubilaciones.

Cabe señalar que ante la elección de esos representantes, las entidades a que pertenecen los mismos habían consignado a todos los beneficiarios que en ese momento el tema de los $ 3.000 todavía no estaba resuelto, por lo cual deberán resolverlo ahora, al igual que las otras sumas no trasladadas a nuestras prestaciones, para que esos dichos no queden como una simple promesa de campaña previa a la elección realizada en julio de este año.

Asimismo, continuamos esperando la reunión solicitada oficialmente a los directores por los jubilados y pensionados, y que las entidades de donde han surgido se expresen claramente sobre las sumas pagadas en negro y reclamen también el traslado legal a las prestaciones.

Por otra parte, deseamos felicitar a los jubilados que han recibido recientemente la medalla de reconocimiento por parte del Banco con motivo de su desvinculación del mismo; y también debemos consignar que esta administración del Banco se retirará sin haber regularizado la misma entrega a todos aquellos que se jubilaron entre 2003 y 2007, en un claro acto discriminatorio hacia los mismos.

Dr. Marangoni:  ¿Cuándo festejamos los jubilados? (Y también se lo preguntamos al Directorio de la Caja)

El Banco comunicó a sus empleados lo siguiente:

193º Aniversario del Banco Asignación Excepcional No Remunerativa

El día 6 de septiembre el Banco cumple 193 años de historia y por ese motivo el Directorio ha resuelto el pago de $ 1.650.- a los empleados. 
Se trata de una Asignación Excepcional No Remunerativa a liquidarse por única vez al personal de planta permanente, no permanente, de gabinete y al personal con tareas eventuales vinculadas a la seguridad bancaria, que hubiere prestado servicios en forma ininterrumpida desde el inicio del corriente año o desde el inicio de su relación laboral, si ésta fuera posterior al 1.1.2015.

Nos parece muy bien que festejen el aniversario, si quiere hasta con motoqueros, pero que no mientan ya que lo otorgado se trata de una asignación normal y permanente que pagan todos los años.

Asimismo, todo aquel que por cualquier motivo haya iniciado recientemente su relación con el Banco a fines de agosto 2015 (por ejemplo un asesor) también la cobra, pero en cambio para aquellos que hicieron grande el banco y le prestaron servicios durante más de 30 años para que se mantuviera y creciera,  NADA de NADA. Se trata de nosotros, los jubilados y pensionados. Se ha decidido que NO SEAMOS INCLUIDOS EN FESTEJO ALGUNO.

El festejo llegó también a los clientes ya que el Banco y su Presidente quiso festejar su aniversario junto a ellos, otorgando descuentos especiales por el aniversario.

Por otra parte, demostrando que hay plata para todos, realizan costosos homenajes. El más reciente a Carlos Balá, lo cual difiere totalmente con la negación a brindarle su reconocimiento y entregarle la medalla de oro correspondiente a todos aquellos que se jubilaron, o los jubilaron, entre el 2003 y 2006. Para ellos NADA de NADA.

Contrasta esa disposición permanente y amplia de recursos con la negativa a abonar a jubilados y pensionados los $ 3.000 (en este caso con aportes) abonados al personal activo a principio de año, por parte del Directorio de la Caja, donde el Banco tiene mayoría, sin contar por supuesto con la convalidación de aquellos que deben representar a los afiliados pero que en realidad no lo hacen.

Mensualmente, también burlando la legislación vigente, el Banco y su Directorio presidido por el Señor Marangoni, vienen pagando sumas en negro, que por supuesto el Directorio de la Caja, incumpliendo la ley de la misma, no traslada a las prestaciones previsionales,  ni hace lo aportes y contribuciones correspondientes no solo a la Caja sino que también a los Servicios Sociales.

Seguimos esperando que haya una reacción de las entidades de los Servicios Sociales, que solo aumentan el costo de los servicios para los afiliados, y fundamentalmente de los representantes de los afiliados en el Directorio de la Caja.   ¿SERA MUCHO PEDIR QUE HAGAN ALGO?

Entrega de medallas de oro en 2014

El reconocimiento del Banco no alcanza a todos sus trabajadores

Hemos tomado conocimiento que en el próximo mes de noviembre el Banco hará una nueva entrega de medallas de oro a sus empleados que se jubilaron el año anterior y a los que se fueron retirando durante el corriente año. En virtud de ello deseamos expresar nuestra satisfacción por ese agradecimiento institucional y felicitar a quienes se han hecho merecedores del mismo.

Sin embargo, la circunstancia nos obliga a destacar una vez más que el Banco continúa, por olvido o indolencia, en deuda con muchos de sus trabajadores jubilados a partir del año 2003 a los que no les hizo reconocimiento alguno, hasta que a partir del año 2008 y a consecuencia de los reclamos efectuados por Grupo Siglo, se logró recuperar esa tradición histórica.

No obstante, la situación actual aún configura una realidad que resulta dolorosa por ser discriminatoria y profundamente injusta: la mayoría de las generaciones de trabajadores del Banco recibió o recibirá este año y los subsiguientes la medalla de oro; pero una minoría de compañeros (ya jubilados) carece de tal distinción sin ser culpables de nada, castigados por el hecho fortuito de haber cumplido los requisitos para el premio en una época en que las autoridades de turno decidieron, arbitraria y discrecionalmente, violar una costumbre consolidada desde hace muchos años que une al Banco con quienes le han servido durante toda su vida laboral.

Nuestra entidad viene reclamando reiteradamente por esta cuestión, además de dirigirse por escrito al anterior Presidente del Banco y al actual, incluyendo solicitudes de entrevistas para plantear este y otros temas, pero al momento no obtuvo ninguna respuesta.

En consecuencia, reiteramos nuestra petición para que sea subsanada la irregularidad que nos ocupa, e instamos a las actuales autoridades del Banco a que adopten las medidas necesarias para que todos sus trabajadores, en condiciones de equidad e igualdad, cuenten con el reconocimiento que merecen.

Perjuicios para los jubilados y pensionados

ESTADOS CONTABLES DE LA CAJA DE JUBILACIONES: Reiteramos a todos los afiliados la grave situación que se desprende de los estados contables al 31/12/12, ya que su Patrimonio Neto a fines del 2010 era de Noventa y Tres Millones de Pesos ($ 93 Millones) y en diciembre de 2012 solamente Treinta y Cinco mil pesos ($ 35 Mil); lo que en la práctica implica su desaparición.

La falta de cobertura del déficit por la Provincia de Buenos Aires (incumpliendo la ley) y el consiguiente endeudamiento con el Banco por los adelantos de fondos que permiten cobrar las prestaciones originan este estado de cosas, cuya responsabilidad corresponde al Directorio de nuestra Caja; destacando que quienes ahora están reclamando por los servicios sociales son los mayores responsables, incluyendo la aparente inacción de quienes en ese Cuerpo debían y deben representar a los jubilados y pensionados.   Ver informe de nuestra entidad del 20/08/13.

SERVICIOS SOCIALES: Sobre este tema se deben separar las dos cuestiones sobre las que hemos tomado conocimiento indirectamente.

La primera es referida a la decisión del Banco de redistribuir la parte de su aporte “voluntario” sobre comisiones e intereses -que originalmente iba para la Proveeduría- entre los jardines maternales y clubes del interior que no recibían ningún recurso directo del Banco o de los aportes y contribuciones de los afiliados para los servicios sociales.  En este caso no parece que alguien –salvo los directivos afectados- pueda reclamar al respecto, y de hecho ninguna institución de los servicios sociales ha salido a reclamar por ese tema. Es que los afiliados son conscientes de la falta de prestación de servicios de la entidad afectada parcialmente, al menos en relación adecuadas a sus ingresos, así como la falta de trasparencia en el llamado a elección de sus autoridades (el personal en actividad no se habría enterado por el canal correspondiente) y la abultada e inexplicable salida de fondos que surgiría de sus estados contables, lo cual habría originado que se iniciara un proceso de auditoría, como estaría dispuesto en la comisión de los servicios sociales.

La otra cuestión, la de la conformación y funcionamiento de la Comisión de los Servicios Sociales, es distinta, ya que lamentablemente y pese a que en su momento se había dispuesto, no nos consta la participación en la misma de representantes de jubilados y pensionados.

En ese contexto, y según lo trascendido de una nueva resolución del Banco al respecto, entendemos que debe volverse al funcionamiento que tenía la Comisión anteriormente, con la salvedad que se debe integrar a representantes de jubilados y pensionados en acuerdo con todas las entidades que los representan.

PAGOS “NO REMUNERATIVOS”: Con motivo de un nuevo aniversario del Banco, éste pagará a los activos –como se viene haciendo todos los años- la suma de $ 1.000. Una vez más debemos recordar al Directorio de nuestra Caja de Jubilaciones que para cumplir la ley vigente debe considerar ese pago a los efectos del incremento de las prestaciones previsionales, así como los otros “no remunerativos” del primer cuatrimestre y el de noviembre próximo de $ 3.500.

Por otra parte, reiteramos la obligación de ese Directorio –derivada de la ley que rige la Caja- de reclamar al Banco el depósito de las contribuciones y aportes sobre esas sumas, sobre las que no se están haciendo las  retenciones correspondientes. Ver todos los comunicados de nuestra entidad sobre este tema; el último del 26/06/13.

 MEDALLAS DE RECONOCIMIENTO: En los contactos que meses atrás mantuvimos con asesores de la Presidencia del Banco, así como en las presentaciones hechas oportunamente, reiteramos el reclamo para que se retomara la entrega de las medallas de reconocimiento al personal jubilado.  Con satisfacción vemos que ello ocurrirá próximamente, de acuerdo a lo comunicado a afiliados jubilados en el 2011.  Sin embargo, nos queda todavía insatisfacción por la tremenda injusticia –no reparada por esta conducción de la institución- consistente en que compañeros jubilados entre el 2003 y 2007 no han recibido este reconocimiento y, pese a nuestros reiterados reclamos al respecto, aún no se ha logrado que sean considerados.

Una vez más solicitamos a las autoridades del Banco, que reparen esta injusticia entregando, como corresponde, a todos los no reconocidos la medalla de oro.

Medallas de oro de reconocimiento

Nuestra entidad siempre entendió que la extensa y dedicada trayectoria de cada empleado del Banco debe y merece ser reconocida.

Desde su creación Grupo Siglo bregó y reclamó para que fueran entregadas las medallas de oro que cumplían con ese objetivo, y al fin se había logrado recuperar tal tradición por parte del Banco, de modo que los compañeros que se fueron jubilando a partir del 2008 obtuvieron todos los años la entrega que les correspondió; al menos hasta el año pasado.

Sin embargo, todavía permanece vigente una gran deuda con muchos afiliados jubilados a partir del año 2003, ya que pese a los numerosos reclamos y reiterados pedidos al anterior Presidente del Banco y al actual desde diciembre 2011 (a quien también por escrito se le ha reclamado por este y otros temas) al momento no se ha obtenido una respuesta favorable, lo que alimenta la sospecha de que no habría intención de corregir tan dolorosa e injusta discriminación.

Otra entidad ha notificado a jubilados y pensionados que el actual Presidente del Banco les habría asegurado que se repararía esa injusticia, pero estamos llegando a fin de año y nada de eso ha pasado ni parece que fuera a pasar. Esperemos que no haya sido solo una expresión de deseos que no resultará en realidad.

Por el contrario, pareciera que los usos y costumbres tornan en sentido inverso, ya que consultados jubilados actuales que deberían recibir en estos próximos días la medalla de oro, no cuentan hasta el momento con ninguna notificación al respecto. Por ende, no solo podría permanecer impaga la deuda de gratitud con muchos afiliados, sino que hasta podría incrementarse por incorporar a otros.

Las autoridades del Banco tienen la palabra y los dirigentes de jubilados que han creado expectativas al respecto también.

Nosotros seguiremos reclamando por condiciones de equidad e igualdad en el tratamiento de quienes han servido al Banco, para que todos tengan el reconocimiento que se merecen.